¿Como pintar galvanizado?

El acero galvanizado es un material que puede estar presente en muchos objetos conocidos como en el buzón, la puerta del garaje, vallas publicitarias, entre otros; y en materiales de construcción de casas como las tuberías de agua.

Cuando está totalmente nuevo su aspecto es muy liso, resistente, brillantes, sin poros y sin ningún tipo de defecto.

Sin embargo, para mantenerlo de esa manera y evitar que se oxide, necesita protección lo más pronto posible con una pintura de calidad; ya que los agentes externos como el sol, la neblina y lluvia pueden deteriorarlo muy fácilmente.

Aquí te mostraremos como pintar galvanizado correctamente y así lograrás que siempre esté reluciente, protegido y bonito.

Consejos para obtener un buen acabado

Utiliza la pintura apropiada para este material, pues así se adherirá correctamente y evitarás que la pintura de despegue.

Asegúrate de limpiar muy bien la superficie antes de pintarla. Retira los rastros de óxido, polvo, suciedad, humedad y más importante aún de grasa o aceite.

No agregues directamente esmalte sintético sin colocar una imprimación de galvanizado previamente.

Al pintar es recomendable utilizar una pistola para aplicarle dos finas capas, debido a que las capas gruesas de pintura sufren tensiones por la vibración y dilataciones del metal, por eso es muy común que se termine desprendiendo o hasta se puede cuartear.

Materiales a usar

• Alcohol o acetona.
• Lija de grano fino o medio y espátula.
• Trapo o paño de algodón.
• Rodillo, pistola o brocha.
• Imprimación para galvanizado.
• Esmalte o pintura.

Proceso de pintado

Sigue los siguientes pasos y podrás pintar el galvanizado de manera correcta:

1. Prepara bien la superficie que vas a pintar. Es conveniente retirar la pintura de la superficie en caso de que esté pintada. Para ello puedes ayudarte con una espátula, así no dejarás ningún rastro de la pintura anterior.

2. También es importante que elimines completamente toda mancha de óxido e impurezas con una lija de grano fino o mediano, o incluso te pudiera servir un cepillo de alambre; a fin de obtener toda la superficie completamente lisa.

3. Limpia la zona con un trapo o paño humedecido con alcohol o acetona. Esto es para retirar cualquier rastro de polvo, óxido, grasa, entre otros.

4. En este momento ya puedes colocar una capa de imprimación para galvanizado. Lo más recomendable es utilizar una pistola debido a que aplica una capa muy fina y evita que la pintura se desprenda fácilmente.

Sin embargo, si no posees una pistola puedes aplicarlo con un rodillo o una brocha. Deja secarlo durante aproximadamente cuatro o seis horas.

Luego puedes pasarle una lija muy fina para retirar cualquier imperfección y obtener un buen acabado.

5. A continuación aplica la pintura. La más adecuada es el esmalte sintético el cual puedes conseguirlo satinado o brillante.

6. Luego de tener seca la primera capa de pintura asegúrate de ver si necesita una segunda mano para cubrir completamente la superficie.

Respeta el tiempo de secado entre las capas aplicadas. Puedes colocar cada capa cuando la anterior esté seca al tocarla

7. Una vez listas todas las capas necesarias aplica la pintura de acabado. Es necesario que le des dos manos de ésta pintura y así tienes un buen pintado en galvanizado.

Ventajas de pintar sobre el galvanizado

Hay muchas razones por las cuales aplicar pintura en el acero galvanizado es ventajoso, aquí te mostraremos al menos tres de ellas:

• Protege y decora el galvanizado.
• De acuerdo a tu gusto puedes colocarle el color que sea de tu preferencia. No sólo el color gris original del soporte.
• Alargarás la duración de éste material. Multiplicarás por dos el tiempo que te durará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *